Páginas

5 de enero de 2010

Lo que nunca se olvida

A veces, Javier, El Auténtico, me dice que soy un poco cursi y de lágrima fácil. No es sólo porque prefiera beber la cerveza en vaso o besarlo a resguardo de miradas. Tampoco porque lo afee cuando se expresa de modo soez.

Forma parte, como diría él, de mi idiosincrasia el que repare en lo que pueden parecer nimiedades. Mas la importancia que se concede o no a las cosas depende en buena medida del ojo que las observa o considera. Nadie, por otra parte, puede asegurar que las miradas se detengan siempre en la superficie.

Había pensado, para esta mi primera colaboración, en redactar una carta muy larga a los Reyes Magos, ahora que acaba de pasar la cabalgata del barrio, en la que me ha cabido en suerte un delicioso caramelo de menta. El resto del botín ha parado en manos de Cristina, la sobrina de Eulalia. Iba a escribir una reclamación de todo lo importante que echo en falta en este mundo. Sin embargo, veo esta tribuna demasiado llena de azufre. Además, los ojos de Cristina me han desarmado con toda su candidez cuando me ha hecho esta pregunta: “Y tú, Choni, de verdad, ¿qué les has pedido para ti?”.

No lo he escrito hasta ahora. Tampoco lo había pensado. Me gustan los gatos. Así que, si tuviera que pedir algo, sería un gato. Pero Javier tiene alergia a los michinos. Pensándolo bien, me conformaría con una de esas flores que El Auténtico le regala a su yaya. Apenas he visto el ramo esta vez, pero me ha bastado para sentir nostalgia de lo que no tuve, pues no he conocido a mis abuelos.

A Cristina le ha hecho mucha ilusión que hable de ella, hasta el punto de que me ha dado un beso tan fuerte que ambas hemos caído riendo al suelo. Hay algo más: Cristina me ha hecho, sin saberlo, el mejor regalo al decirme, muy seria: “No te preocupes. Yo le pido a la tía que te deje a Albanto para que te haga compañía. Y como no tienes yaya, te presento a la mía. Seguro que le gustas”.

10 comentarios:

  1. La sonrisa que me has hecho tener te vale como regalo?

    Carpe Diem

    ResponderEliminar
  2. Claro que sí, Adolfo, gracias. La Choni esperaba al menos provocar sonrisas.

    ResponderEliminar
  3. según y cómo Claro

    En mi ventana solía haber flores -una de ellas, una rosa anaranjada, aunque esa la puse en el tejado que da al salón- pero se han secado. Pronto volveré a dar colorido a mi alféizar. De momento, habrá que conformarse con esto . Te guardaré unas flores y un poco de lavanda.

    Purga, haz listas y escribe lo que consideres necesario ;)

    Un abrachucho, de esos grandes.

    ResponderEliminar
  4. Kir: me dice la Choni que te dé las gracias por la rosa, las otras flores y la lavanda. Añade que se pensará lo de las listas y que escribirá cuando tenga algo que decir.

    ResponderEliminar
  5. Muy entrañables vídeos. Ideales para relajarse durante un rato y disfrutar

    ResponderEliminar
  6. Un poco de nostalgia y una flor que parece estar viva, llena de sentimientos.
    Y hasta muerta de se entrega. La gota sí, te inquieta también su ofrecimiento, pero la flor...

    ResponderEliminar
  7. Anna y punto9/1/10 2:56

    Choni, de insensibles está el mundo lleno, así que dile a Javier que te deje beber la cerveza como te de la real gana.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Francisco: La Choni es así: entrañable.

    Froilán: bueno, ahí tienes la odisea de la gota cargando la semilla y entregándose a ella. Luego está el caierto del punto de vista: el gato narrador.

    Anna: La Choni bebe la cerveza como gusta.

    ResponderEliminar
  9. Hola Juan Carlos!
    Te contare un secreto a voces.. He vuelto por estos mundos otra vez! No esque me llamase la atencion, pero por un trabajo de una asignatura, me han obligado ha hacerlo y me empezado a gustar esto! Asique te invito a pasarte cuando quieras!
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Eli: bienregresada o bienhallada.

    Anda que vaya entrada que has escogido para hacerte visible.

    Acabo de pasar por tu blog para enlazarlo. Con más tiempo, te devolveré la visita como mandan los cánones y ya me contarás de qué va lo de la asignatura (es decir: qué loca o que loco se ha atrevido).

    Un placer, chica de las canciones.

    ResponderEliminar

Piénselo bien antes de escribir