Páginas

28 de diciembre de 2009

Cosas de Mohammad Mokhtari

Hoy, día de los Santos Inocentes, me apetece compartir con ustedes un poema de Mohammad Mokhtari. No voy a decirles quién fue, pues en Neo-Resistance tienen unos apuntes de su biografía. Pueden leer más abajo qué le ocurrió, si es que son capaces de llegar no tanto al final como al fondo de la barbarie.

A quien piense que son cosas del pasado le ruego que pase página, que cierre la ventana que se abre a este blog y se encamine, sin compromiso, a colgar a la espalda de su prójimo un monigote de papel. O, si lo prefiere, váyase en paz a su casa a dar cuenta del turrón que sobró en Nochebuena.

A quien piense que son malos tiempos para la lírica o que ésta no le prueba o complace, le ruego salte el poema (usted se lo pierde, aun en mi deplorable traducción) y pase directamente a la épica o la prosa del terror.

A todos, y en todo caso, feliz 2010.



Mohammad Mokhtari


LA CASA DE LA ILUMINACIÓN

Pasea tu más hermosa mirada
Por el mundo,
Pues el sol también
Está llorando.

Exhala tu aliento más fresco.
La muerte está tan entreverada con tu sombra
Que la luz de cientos de soles
No pueden distinguirlo.

La más deslumbrante canción de las olas
En el seno del vasto océano
Se une con el silencio durmiendo en paz.
Canta
La melodía más bella y fantástica de la libertad,
Por poco se ha mantenido
A la orilla del mar.



Ahora viene la prosa...

Las autoridades iraníes interrogaron en octubre [de 1998] a los cinco primeros [Mohammad Ja’far Puyandeh, Hushang Golshiri, Kazem Kordavini, ‘Ali Ashraf Darvishiyan y Mansur Kushan] en relación con su intento de fundar un asociación de escritores independientes llamada Kanun. El sexto, Mohammad Mokhtari, que fue interrogado junto con los demás, «desapareció» el 3 de diciembre y, seis días más tarde, fue hallado muerto en circunstancias no aclaradas. Según informes no confirmados, en la cabeza y en el cuello tenía marcas que indicaban que había sido golpeado y estrangulado.

[...] El periodista y traductor Majid Sharif, que escribía para la publicación prohibida Iran-e Farda, desapareció el 20 de noviembre cuando se dirigía a la localidad de Mashdad para asistir al funeral de un religioso chií. El 24 de noviembre, pidieron a su familia que acudiera a un depósito de cadáveres de Teherán para identificar su cuerpo. En el informe médico oficial se atribuye la muerte a un ataque cardiaco (Amnistía Internacional, “Temor por la seguridad y posible desaparición. 11-12-1998”).

El 22 de noviembre [1998], fueron asesinados en su casa de Teherán Dariyush Foruhar, destacado crítico del gobierno iraní, y su esposa, Parvaneh Foruhar. Dariyush Foruhar, que fue ministro de trabajo del gobierno provisional de Mehdi Bazargan en 1979, era líder del Partido de la Nación Iraní, grupo de oposición prohibido. Parvaneh Foruhar era también una destacada activista de la oposición (Amnistía Internacional, “Irán: alarma ante homicidios y ‘desapariciones’. 11-12-1998”).

El 10 de diciembre de 1998 la policía encontró bajo un puente de ferrocarril en la periferia de Teherán el cadáver de Mohammad Ja’far Puyandeh, quien había «desaparecido» el 9 de diciembre. Lo habían estrangulado. No se realizó una auténtica identificación del cuerpo hasta el día 12, cuando apareció una fotografía de Mohammad Ja’far Puyandeh en la prensa iraní (Amnistía Internacional, “Temor por la seguridad y posible ‘desaparición’. 14-12-1998”).

El 27 de enero [de 2001], un tribunal militar de Teherán condenó a muerte a tres agentes del Ministerio de Información estatal por el asesinato en 1998 de Dariush Foruhar, su esposa Parvaneh Eskandari, Mohammad Mokhtari y Mohammad Ja'far Puyandeh. Las víctimas, activistas políticos y destacados escritores, fueron asesinadas como parte de lo que era, al parecer, una campaña para silenciar e intimidar a los defensores de la reforma y del pluralismo en el seno del gobierno. El caso recibió considerable publicidad y fue ampliamente comentado en los medios de comunicación iraníes. El poder judicial lo había considerado un asunto sumamente delicado y había advertido de que se procesaría a todo aquel que hiciera comentarios no autorizados sobre él en los medios de comunicación. Naser Zarafshan, abogado que representó a Dariush Foruhar y a Parvaneh Eskandari en el juicio, fue encarcelado por sus comentarios sobre los responsables de los homicidios.

[...] Las familias de los intelectuales asesinados no tomaron parte en el juicio en protesta por una orden impuesta por los jueces para silenciarlos y por la presunta eliminación de pruebas clave de los expedientes que podían haber revelado el motivo por el que se habían cometido los crímenes y si habían estado implicadas en ellos autoridades de alto nivel. Las familias han expresado ya abiertamente su opinión sobre las condenas de muerte dictadas contra los ex agentes de la policía secreta: están en desacuerdo con la pena capital y no buscan venganza. Ahmad Bashiri, el abogado de la familia de Mohammad Mokhtari, ha declarado que los familiares de las víctimas asesinadas se oponen a que se mate a nadie por sus ideas o creencias personales. Según publicó el diario de Teherán Dowran-e-Emrouz, el abogado declaró: «Los familiares dicen que no son asesinos y que desean acabar con la intolerancia» (Amnistía Internacional, “Noticias sobre la pena de muerte. Marzo de 2001”).



Más información sobre Mokhtari en:

11 comentarios:

  1. Que miedo se tiene siempre a los versos... algo tendrán.

    Carpe Diem

    ResponderEliminar
  2. Uno se siente inocente al ver ciertas cosas. Hijos de la gran puta.

    ResponderEliminar
  3. ¿Las tres primeras líneas del penúltimo párrafo, son la "inocentada"?

    La gran pregunta es: si no pueden pensar por ellos mismos, los iraníes ¿tendrán cabeza? o, mejor dicho ¿evolucionarán hacia mutantes decapitados?

    Me uno a dezaragoza: hijos de puta

    ResponderEliminar
  4. He llegado hasta el inicio de tu post porque dezaragoza me ha traido y hasta esta ventana de comentarios porque ni creo que estas barbaridades sean cosas del pasado ni tampoco que vivamos malos tiempos para la lírica.
    Creo que en un mundo donde suceden cosas asi no se debería ir por ahí felicitando alegremente la navidad.
    En fin, prioridades.
    Besos y gracias por el post.

    ResponderEliminar
  5. La mejor forma de provocar a una banda de mafiosos es demostrar que se es inteligente y se tiene capacidad para pensar. Y si además lo haces hermoso te estás poniendo una diana en la espalda, para que los cobardes puedan apuntar mejor.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Claro que sí, Adolfo: pensemos, por ejemplo, en lo que le ocurrió a Víctor Jara.

    Pues fíjate, Dezaragoza: dentro de esa inocencia no me siento nada cómodo. Es una inocencia que duele.

    Kir: ¿te refieres a lo que dijeron los familiares de los asesinados? No he incluido referencias a lo más truculento. A Darius Foruhar y a su mujer los mataron en su casa; pero de qué manera: después de apuñalarlos repetidamente, él fue decapitado (curiosa y tremenda coincidencia)y a ella le arrancaron un brazo. Parece que parte de la población iraní sí es capaz de pensar por su cuenta y les está costando... la cabeza.

    Rosa: gracias por tu visita y por tus palabras. Yo no puedo vivir sin poesía, como no puedo vivir sin música. Y no resulta cómodo vivir cuando se observa lo que sucede a tu alrededor. Más que felicitar alegremente la Navidad, preferiría dar gracias porque estoy vivo. Pero cuesta, a veces cuesta.

    Tienes razón, Markos. Aprovechemos que esa diana no está, de momento, colocada en nuestra espalda.

    ResponderEliminar
  7. Anna y punto30/12/09 12:49

    Papichulo... te noto muy de bajón y no me gusta... que la negra del club soy yo y no pienso dejarte que te arrimes a mi escalafón, así que espabila. Además, no te pega ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Lo cierto es que no podemos hacer más que dolernos y deprimirnos. Si Asociaciones con tanto poder como Amnistía Internacional apenas llegan a difundir el tremendo drama que allí se vive, lo nuestro es una gota de agua en el mar. Decía un familiar que ya no está: "Vale más pasar que pensar" y a veces pienso como él.
    Yo voy a felicitarte porque te has mantenido firme en la lucha y creo que en ella sigues hoy, a pesar de ese negro pensamiento que Anna sabe que te invade.
    No descartes más heridas abiertas, porque arrecia fuera el temporal, pero en la medida de nuestras fuerzas y con el alcance de estos medios, apoyaremos en la medida de lo posible.
    Te cuento una buena noticia de otro caso que estaba condenado al olvido: Luis Dueñas, el ingeniero burgalés que permanecía encarcelado en Ruanda, ha sido liberado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Hola y buenos días...

    Hoy te he ingresado 365 días de buena suerte, alegría y felicidad en tu cuenta numero 2010. Disfrutalos!!!. FELIZ AÑO para ti y los tuyos.

    Bello fin de semana .. abrazotes

    ResponderEliminar
  10. Y suma y sigue. Hay mil maneras de acabar con la libertad y quienes mejor las conocen son los dictadores. Si además llevan sotana, esas opciones se multiplican porque pensar en Dios mientras se asesina abre la mente y la imaginación.
    Se empieza por disidentes políticos, luego se sigue con escritores molestos y se continúa con minorías que "ofenden" a las buenas costumbres, como los homosexuales. Quizá los próximos sean los albinos (como el de Mali) o los que escriben con la mano izquierda.

    ResponderEliminar
  11. Bueno, Anna: últimamente sólo escribo cuando no me queda más remedio. Lo próximo irá en otro tono.

    Froilán: lo he dicho más de una vez, robándole las palabras a Ángel González: sin esperanza, con convencimento. Me alegro por el señor Dueñas y su familia.

    Uf, Balovega: mil gracias. O, mejor, 2010.

    Cierto, Francisco: ahora, después de la Ashura, amenazan con declarar mohareb a cualquiera que participe en disturbios, lo que puede suponer la pena de muerte.

    ResponderEliminar

Piénselo bien antes de escribir