Páginas

14 de febrero de 2012

Mucha grasa

-¿Qué quieren los insidiosos? ¿No estoy donde tengo que estar para hacer lo que hay que hacer?
-Cálmate, Presi...
-Con Merkel, con Sarkozy, con... Por cierto: ¿ha llamado Obama?
-No. Quien ha llamado es Nacho.
-¿Nacho?
-Wert.
-¡Wert! Gran, excelente muchacho... Como todo mi equipo de excelentes muchachas y muchachos. Ahí los tienes, al pie del cañón, haciendo lo que hay que hacer, más difícil que decir lo que hay que decir. Ganándose el sueldo con creces. Esa es la razón. No soy un dictador. No me gusta chupar cámara. ¿Qué quiere Wert?
-Dice que tiene un par de ideas. Básicamente: instaurar un sistema de diplomas y medallas para los mejores en Primaria y Secundaria...
-¡Genial!
-Y adjudicar becas para enseñanzas no universitarias mediante concurso.
-¿De méritos?
-No: telefónico.
-¡La leche! ¿Ves? Eso es lo importante: hacer, hacer... Yo soy demócrata. Yo no me escondo, ¿verdad, Ketty?
-Claro que no. Pero sal de debajo del escritorio, Presi, que no te veo bien.
-¿Crees que me va haciendo falta otra aparición en un comedor social?
-Quizás.
-Vale. Pero que no pongan cocido. O que no le echen chorizo.
-¿Doble ración de morcilla y tocino?
-Mucha, mucha grasa.




   I Told Her Lies (Robbie Fulks) / CC BY-NC-ND 3.0

4 comentarios:

  1. ¡Claro que sí! Endurecer las becas es buena idea, cuantos más borregos, mejor para ellos.

    Hoy ha dicho una teniente de alcalde del PP en mi pueblo que "para qué sierven las cátedras"...

    ResponderEliminar
  2. Pues yo creo que lo que de verdad le gusta a don Mariano es una buena morcilla. Y no precisamente la que Wert tiene atrevesada en el cerebro desde que lo han hecho ministro..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No digo nada, vecino, que luego todo se sabe.

      Eliminar

Piénselo bien antes de escribir