Páginas

9 de enero de 2010

Que la justicia actúe contra el Arzobispo de Granada


D. Javier Martínez Fernández, arzobispo de Granada y xenófobo, homófobo, presunto amparador de pederastas, extorsionista de todo un pueblo, además de supuesto malversador de fondos, el mismo que aplaudió las declaraciones de Benedicto XVI acerca del uso del preservativo, el mismo que se vio sentado en el banquillo acusado de mobbing e injurias a un sacerdote (se le absolvió del acoso, pero las injurias, aunque prescrita la falta, se consideraron probadas) se ha revelado, además, como misógino ultramachista.

Los fieles que asistieron a misa el pasado 20 de diciembre en la catedral de Granada oyeron, entre otras palabras del prelado, preñadas sin duda de caridad cristiana e imbuidas del recto sentido que ha de tener el ejercicio de la libertad, “que nace de Dios” (libertad a la que apela en la homilía, también al origen de aquélla), estas perlas:

“Matar a un niño indefenso [habla el reverendo del aborto, no se confundan], ¡y que lo haga su propia madre! Eso le da a los varones la licencia absoluta, sin límites, de abusar del cuerpo de la mujer, porque la tragedia se la traga ella, y se la traga como si fuera un derecho: el derecho a vivir toda la vida apesadumbrada por un crimen que siempre deja huellas en la conciencia y para el que ni los médicos ni los psiquiatras ni todas las técnicas conocen el remedio. Sólo existe una medicina para este crimen: el perdón, medicina que sólo conocemos los cristianos. Un médico que haya practicado cientos de abortos y que algún día caiga arrodillado, asombrado de su propia mezquindad humana, es abrazado por el Señor. Una adolescente engañada por el chico que abusó de ella o por sus padres, o por la imagen que tiene de sí misma, siempre tendrá en la Iglesia una casa, una familia y una madre.”

Hay en la homilía otras aseveraciones dignas de comentario, como la que considera “crímenes, menos repugnantes que el del aborto” los del Holocausto, que vamos a dejar pasar, porque disculpar sibilinamente la violencia de género o el abuso sexual cosificando a la mujer y hablar, después, de perdón, nos parecen motivos más que suficientes para enviar a predicador tan hipócrita y cruel de una sonora y rotunda patada (metafóricamente, se entiende) a esa dorada Edad Media que añora con nostalgia y en la cual vive mentalmente.

Desde “Que la justicia actúe contra el Arzobispo de Granada”, grupo de Facebook creado hace dos días, del cual forman parte, en el momento en que escribimos esto, 14.504 miembros, se invita a denunciar las palabras del señor Martínez. El grupo, que estudia la viabilidad de diversas acciones, ha redactado un modelo de carta que pueden ustedes encontrar en el siguiente enlace:

http://www.facebook.com/group.php?gid=268613790820#/topic.php?uid=268613790820&topic=15120.

En el mismo enlace, obviamente, se recopilan un buen número de direcciones a las que se puede enviar el comunicado de protesta.

Si palabras como las que han leído y pueden seguir leyendo en la homilía representan el espíritu de la Navidad, ésta nos sobra. Si representan la misericordia de Cristo, la verdad de la cruz, la fe de los cristianos y de la Iglesia, nos sobran Iglesia, cristianos, cruz y Cristo.

Amén.


23 comentarios:

  1. Evidentemente, es un retrasado mental. Me dispongo a escribir al respecto.

    ResponderEliminar
  2. Anonymous10/1/10 8:17

    porque la tragedia se la traga ella, y se la traga como si fuera un derecho: el derecho a vivir toda la vida apesadumbrada por un crimen que siempre deja huellas en la conciencia y para el que ni los médicos ni los psiquiatras ni todas las técnicas conocen el remedio. Sólo existe una medicina para este crimen: el perdón, medicina que sólo conocemos los cristianos.

    * Evidentemente ustedes como hombres no entienden, ni entenderán nunca, yo aborté y no saben lo difícil que es vivir con eso, tardé más de 10 años en perdornarme y ahora pienso que maté al único hijo que la vida me iba a dar.

    Un holocausto se queda chico a la cantidad de vidas perdidas por el aborto, lo que a un feto le falta para ser como tu o como yo es tiempo, sólo eso, TIEMPO.

    Que Dios los perdone que por odiar a una Iglesia, en este caso la católica hacen apología del aborto.

    Ustedes como hombres quizás alguna vez se lavaron las manos cuando su chica le dijo que estaba embarazada, o la mandaron a abortar, piensen si ustedes están en este mundo es porque sus madres no lo abortaron, no nos volvemos seres humanos al salir del vientre, también lo somos cuando estamos dentro de él, sólo es cuestión de tiempo para tener apariencia humana, años para hacernos humanos aunque no siempre se consigue, hay animales con apariencia humana¿ que hacer ante eso ?.

    Read more: http://porelcaminodelaletra.blogspot.com/2010/01/que-la-justicia-actue-contra-el.html#comments#ixzz0cBuNb1Nl

    ResponderEliminar
  3. Definitivamente, la iglesia se preocupa de que las mujeres paguemos el precio más alto por apartarnos del camino recto. La mujer católica no puede, no debe decidir por sí misma y ni mucho menos sabe lo que es mejor para ella. A estos colectivos lo que les quita el sueño es el poder que a las mujeres nos da el tomar nuestras propias decisiones. Señora mía, si usted estuvo diez años autocondenándose por lo que hizo, es porque decidió asumir el mejor papel de todos: el de la buena víctima decente y digna.
    El rollo de la dignidad femenina nos viene como anillo al dedo para ser repudiadas por la iglesia a la mínima de cambio.

    ResponderEliminar
  4. Francisco: yo no diría tanto, porque responde a la estrategia de quien le paga. Ya he leído tu artículo.

    No suelo responder a anónimos, pero, como usted, señora (si es que lo es), aunque con amargura y acritud, escribe sin faltar al respeto, le voy a dedicar unas palabras que quizá no lea. Pero antes he de aclarar que quien esto firma lo hace con su propio nombre. Y quien lo escribió no es más que uno de los heterónimos de quien ahora escribe.

    Pues bien, señora: concuerdo con usted en el hecho de que seguramente no pueda entender lo que una mujer que se haya visto obligada a abortar sin tener conciencia clara de lo que hacía pueda padecer. Créame, si quiere, que me duele su dolor. Sin embargo, no estoy de acuerdo con que utilice argumentos de otros y menos de un ser reprobable por su desprecio de la mujer, entre otras cosas. Pásese por los enlaces que doy al comienzo del escrito, teniendo en cuenta que son informaciones que no han sido negadas o contradichas.

    Usted, señora, no me conoce, por lo que voy a pasar por encima de la insinuación del último párrafo. Sólo le voy a decir que en este blog no se ha hablado nunca ni a favor ni en contra del aborto. Las razones de no hacerlo no vienen al caso ahora.

    Usted, señora, me atribuye algo que no me corresponde. Yo no odio a la Iglesia. Sólo digo que esta no me representa y discuto el derecho de individuos como el señor Martínez a tratar de imponer como lo hace una retorcida visión del mundo. Discutiría, además, que el cristianismo de este señor responda a la verdad evangélica. Si lo que dice este hombre es lo que dice la Iglesia y si ello responde a inspiración divina, prefiero que Dios, si es que existe, no me perdone.

    ResponderEliminar
  5. Y si la fiscalía no actúa de oficio... ¿es cómplice de todos esos delitos?.

    ResponderEliminar
  6. Vecino, no te des por aludido en el último párrafo de la señora, que se refiere al arzobispo.
    En cuanto a eso que dices de que no es retrasado mental porque responde a una estretegia, creo que no es incompatible. El retraso mental de sta gete no es invalidante, que diría un jurista. es un retraso que les impide tener discernimiento claro de las cosas, del mundo, de los seres humanos y que, además, les hace poner por delante de todo esto sus intereses personales de la Iglesia como negocio

    ResponderEliminar
  7. La apología de la violencia es delito. No hay mas. QUe la justicia decida.

    Carpe Diem

    ResponderEliminar
  8. Señora del anónimo, yo sí odio a la iglesia católica, una de las mayores fábricas de genocidas de toda la historia. Respecto a todo lo demás vertido en su anónimo... a ver cómo lo definiría de manera contundente pero sin faltar al respeto... ya, ya sé:
    puesto que me pone en el papel, lo interpretaré: "pos fueno, pos fale, pos m'alegro". (Qué grande era IVÁ, por cierto).

    Por lo demás solo una pregunta señora del anónimo: usted manifiesta que abortó y según el obispo de Granada yo tengo derecho a abusar de usted física y sexualmente tanto como me parezca (todo según la teoría de una iglesia católica o, mejor dicho, de uno de sus representantes en la tierra) ¿le parece bien?. A mí no, paso no sea que volvamos a liarla con un nuevo aborto (con uno vale ¿eh?), pero que si tanta ilusión le hace yo le digo dónde conseguir su católico y oportuno castigo.

    No, si al final va a ser cierto que cuanto más pisoteas a la gente y más los maltratas más lo agradecen...

    Nuevamente saludos al maestro que hace hincapié en los delitos cometidos por el Obispo , especialmente el de apología de delito sexual. ¿Amén?.

    ResponderEliminar
  9. Sin duda que es un loco peligroso, y que encima tiene un micrófono con el que intenta justificar sus desequilibrios mentales. La única duda que tengo al respecto es si los que le creen están igual de locos o simplemente tontos.
    Salu2

    ResponderEliminar
  10. Anna y punto11/1/10 18:56

    Uy lo que me he perdido por despistarme un poquito.

    Tal y como te dije papichulo y a pesar de sonar muy burra, es una pena no saber en muchas ocasiones que vamos a parir con antelación... de esa manera nos ahorraríamos muchos monstruos como este por ahí sueltos. Y digo monstruo no solo por feo, sino por el poder que tiene y para lo que lo utiliza.

    Como mujer diré que si aborto o no es mi decisión. Si me arrepiento de ello o no, será mi problema pues la decisión fue mía, una decisión completamente libre y no impuesta. Me cansa ya lo que es y no es ético a los ojos DE HOMBRES que no tienen ni pajolera idea de lo que supone ser mujer. HOMBRES que mancillan la palabra mujer desde tiempos inmemorables guardando bajo la sotana su supuesta salvación divina. Una comunidad regida por HOMBRES donde el mayor valor que le dan a una mujer es para parir y servir al HOMBRE.

    ¿Por qué no he tenido que abortar? Por que he utilizado anticonceptivos. Esos que la iglesia católica tanto detesta. Esos que esta comunidad (repito) regida por HOMBRES tanto odia... será por el mismo echo de que son hombres el odiar los preservativos? Será porque lo que guardan tan celosamente bajo la sotana no soporta el látex? Seguramente les salga sarpullidos a más de uno.

    Si tenemos que respetar creencias, religiones y demás comeduras de cocos, que respeten las no creencias, las no religiones. Cada día soy más intolerante.

    ResponderEliminar
  11. Anonymous12/1/10 4:42

    Hola soy el anónimo que escribió puedo poner mi nombre Carmen Rosa, no sé si eso los hace más feliz, si es así ya lo tienen.

    No soy una mujer católica y no sólo la Iglesia católica está contra el aborto, quizás ustedes como católicos renegados creyeron que yo era católica, no lo soy, tampoco soy evangélica, soy agnóstica, pero la vida de un ser humano en el vientre de una mujer no se trata de un problema religioso.

    No me interesa defender al arzobispo, si quieren pueden ir y quemarlo vivo, tal como la iglesia lo hizo en la inquisición si eso les hace sentir feliz y creen que con ello le hacen pagar un poco a la iglesia por los crímenes que cometió hace siglos.

    Tampoco necesito la lástima de ustedes, ni escribí eso para "HOMBRES" todos sois iguales con sotana y sin ella, pero un aborto no es un sacarse una muela y volver a la rutina como si nada hubiese pasado, por supuesto habrán mujeres que se acostumbran a abortar y seguramente tienen una personalidad bordeline o sociopática ya que no generan en ellas ningún remordimiento.

    Repito y voy a tomar una frase no en defensa del arzobispo sino para que vean como manipulan lo que quieren manipular,
    “Matar a un niño indefenso [habla el reverendo del aborto, no se confundan], ¡y que lo haga su propia madre! Eso le da a los varones la licencia absoluta, sin límites, de abusar del cuerpo de la mujer, porque la tragedia se la traga ella ".

    Yo no entiendo esa licencia de que vosotros podéis golpear a una mujer no sean cavernícolas, pero si se creen con licencia de pedir sexo y no llevar protección encima, ¿ por qué la culpa de un embarazo debe ser sólo de la mujer porque no tomó anticonceptivos ? ¿por qué tomar anticonceptivos si ustedes pueden y deben usar un condón? Como dice la frase ustedes se lavan la manos y si la mujer accede a tener sexo sin protección después dicen "no sé, resuélvelo tu, y desaparecen" y acaso muchos hasta niegan ser el padre aún cuando sepan que esa mujer se entregó virgen.

    Abusar del cuerpo de una mujer es tener sexo sin protección y si trae consecuencias lavarse las manos y no asumir la paternidad.

    Seguramente todos los hombres que contestan con tanta rabia contenida deben uno o más de un aborto a su haber, deben haber negado su paternidad o haber llevado a su mujer a abortar, porque quieren seguir teniendo sexo sin compromiso y si la mujer sale embarazado por supuesto el problema no es vuestro.

    ¿ A cuántos de ustedes les gusta usar el perservativo ? seguro que ni uno porque no se siente, les gusta sentir, disfrutar pero que la mujer se cuide y si no se cuida insisten en tener sexo sin protección alguna vez las mujeres también pecamos de imbéciles y nos dejamos llevar, claro y si salimos embarazadas, el problema es nuestro, mientras ustedes gritan ¡ viva el aborto !

    Carmen Rosa

    ResponderEliminar
  12. Anonymous12/1/10 4:59

    Una pregunta para los hombres, ¿cuántos cuando una chica les dijo no tomo pastillas y no traían un condón dijeron, ah Ok, lo dejamos para otro día ?

    En estos tiempos del SIDA, muchos llevan consigo un condón pero cuando tienen una relación larga dejan de usarlo y quieren setir y no usar condón porque no sienten y si saben que su pareja no tiene sexo no nadie que dice: " no te preocupes amor no va a pasar nada " y otras cosas que prefiero no poner pero bien saben a que me refiero y una mujer puede salir embarazada sin que el hombre eyacule porque el líquido seminal puede embarazarla.

    No estoy de acuerdo en usar anticonceptivos, en mi caso no por motivos religiosos sino porque me ocasiona trastornos dolor de cabeza, calambres, entre otros, así que si un hombre quiere sexo conmigo que se ponga el condón y que sea de calidad porque se rompe y seguramente tampoco será su culpa...si por eso se produce un embarazo no deseado, además ahora con el SIDA muchas mujeres casadas por confiar en el esposo se han infectado, claro el hombre cree que puede abusar del cuerpo de una mujer... se meten con cualquiera van a casa y la idiota de la esposa no le pide condón y la infectan de VIH ( miren las estadísticas antes de arrancarse las vestiduras ) Carmen Rosa

    ResponderEliminar
  13. Anna y punto12/1/10 8:39

    Hola Carmen,

    Yo soy mujer como tu y no soy ninguna niña. Y creo sinceramente que no has tenido mucha suerte con los hombres que has encontrado en tu vida. Pero te puedo asegurar que los que ves aquí revindican el derecho de la mujer a la elección. Una decisión libre y sin prejuicios ninguno.

    He mantenido conversaciones con ellos, han escrito mucho y te puedo asegurar que cualquiera de ellos son hombres con todas las letras porque ante todo respetan a la mujer por ser lo que es, una mujer. Sn mis amigos... y aunque suene muy pedante, no soy amiga de cualquiera.

    A veces hablar y desahogarse, decir las cosas como uno las siente desde la frustración no hace otra cosa más que ahogar aún más el sentimiento que nos tortura. Esta claro que tu abortaste, que te has arrepentido por hacerlo y que el hombre que debió estar contigo cuando lo hiciste dándote tu apoyo no se comportó como debiera. Pero no descargues tu ira contra todos los hombres, porque por suerte no todos son así.

    Aquí se defiende la libre decisión. Y para que haya una decisión libre se tiene que dar esa opción sin falacias.

    Cuando yo hablaba de hombres me refería a la iglesia católica porque en este caso, un representante suyo ha sido el que ha dicho esas tremendas barbaridades. ¿A caso tu quieres que otra persona que no seas tú pueda decidir sobre tu vida? Yo creo que no... porque creo que así lo hicieron en un pasada y ahora mírate.

    No hacemos apología del aborto, sino de la libertad de decisión y para que esto exista, se tiene que respetar.

    Un beso, y quedo a tu disposición por si quieres hablar de cualquier cosa.

    ResponderEliminar
  14. Anonymous12/1/10 10:29

    Gracias Anna por tu comentario, pero no es lo que me pasa, no tengo nada en contra de los hombres, estoy casada con un hombre maravilloso, pero cuando una mujer no ha abortado seguramente puede creer que es fácil hacerlo, como lo creen algunos hombres porque nunca pasarán por ese problema, conversen no en este foro sino fuera de él con mujeres que han pasado por esto, como te digo alguna muy pocas tomarán un aborto como si hubieran perdido una muela, pero la gran mayoría no considerará una experiencia fácil haberlo hecho.

    Pero la problemática de la mujer en el mundo es más que un aborto, muchas mujeres no son respetadas por el hombre la violación es prueba de ello y por supuesto en su caso considerar un aborto es algo inevitable creo.

    En mi caso no fue así, me embaracé por no medir las consecuencias de mis actos y eso es lo peor, si hubiera sido un producto de una violación seguramente no me hubiese dolido haberlo hecho.

    En vez de luchar por sí o no al aborto hay que educar y que la mujer aunque sea un jovencita aprenda a llevar un condón consigo, aunque la mentalidad de un hombre latino si una chica le saca un preservativo de la cartera seguramente la tomará por una p..., hay que enseñar a la nueva generaciones que no hay que exponerse ni a una enfermedad ni a un embarazo y todos saber llevar consigo un preservativo por lo menos.

    Me parece mejor luchar por una causa que señalar a quien apedrear, eso es una pérdida de tiempo y un mal uso de la inteligencia. Luchemos por prevenir y no por ajusticiar a quien piensa diferente a nosotros, si detestan a la iglesia,a un partido político,o lo que sea, salgan de ellos y no cometan los mismos errores que ellos cometen.

    Enséñenles a la gente otro camino, ya ven el peor enemigo para la iglesia católica fueron ellos mismos con su inquisición, cruzadas, escándalos sexuales etc, etc, pero ni la creación de otras religiones cristianas, ni las miles de sectas han podido acabar con ella, por qué perder el tiempo en lo que consideran que no sirve.

    Usen su inteligencia para educar a las mujeres y hombres a tener una sexualidad responsable

    Saludos

    Carmen Rosa

    ResponderEliminar
  15. Pues parece claro el tema. Estos obispos confunden las especies y las consecuencias ...en mi blog comento payasos para llorar. Así me parecen,
    Salud

    ResponderEliminar
  16. Pues yo también me despisté y perdí este interesante debate. Lo mismo que hay diferentes tipos de "Anónimos", hay también diferentes tipos de abortos.

    Aún, siendo hombre, y sin haberlo experimentado, que es lo que puede darte autoridad de todo tipo para hablar de ello, creo que el mensaje del Arzobispo y el de la Iglesia, en general, van por caminos muy cerrados y diferentes a los que van surgiendo nuevos y en los que se fijan los nuevos gobiernos para ponerse al día también en eso, que no deja de ser un derecho para la mujer que quiera ejercerlo, como la controvertida eutanasia a la que tampoco apoyan desde la Iglesia.

    Pero a mí lo que me sorprende, no es ya la apuesta en contra de la Iglesia, que sigue su rutina, y hasta entiendo en ese caso sus homilías, lo que no comprendo es su negativa a poner remedio con los métodos anticonceptivos, no sólo aquí, en el mundo "supuestamente" más desarrollado, sino en esas zonas donde se practica la ablación y miles de niños vienen al mundo condenados a una muerte segura.

    Partiendo del hecho de que el aborto no es un plato de gusto para nadie, ni en los supuestos más lógicos, y mucho menos para la mujer que lo experimenta, vamos a procurar poner el remedio antes y, en última instancia, que la mujer pueda tomar una decisión con plena libertad.

    ResponderEliminar
  17. Gracias, Dezaragoza y Adolfo, por vuestras intervenciones. En cuanto a la intervención de la justicia, en ello está el grupo de Facebook. Si no se ha producido de oficio puede deberse a dos razones: la primera, porque no le interesa topar con la Iglesia; la segunda, porque quizá en estos casos sólo pueda actuar partiendo de una denuncia o de una querella.

    Francisco, Markos: igual tenéis razón. A mí me parece que este señor se daba perfecta cuenta de lo que decía. Ahora dicen que ha dicho que se le ha malinterpretado. Si quería decir otra cosa, debería haberlo hecho, pues muchas veces hay gran diferencia entre lo que se quiere decir y lo que se dice.

    ResponderEliminar
  18. No quiero olvidar a Hester: gracias por tu visita. Me parecen acertadas tus palabras. Concuerdan, además, con la primera intervención de Anna.

    Anna: he ahí otra clave de la cuestión: la decisión de la mujer, cuando esa decisión es tal. Esto no significa defender al hombre que no quiere asumir los resultados de sus actos. Sin embargo, meter en el mismo saco a todos los hombres me parece, por lo menos, desproporcionado, si no injusto.

    En fin, señora, me refiero a quien dice llamarse Carmen. Los nombres no tienen importancia, sino las ideas. Mi referencia al anonimato no se hizo para reclamar de usted que se hiciera presente con un nombre, que puede ser ficticio, sino para aclarar que el autor del artículo y de los comentarios es la misma persona, pues usted utilizó el plural.

    Los únicos hombres que pudieran contestar a sus preguntas, si quisieran, son los que han intervenido o intervengan en este apartado de comentarios. Por mi parte, le digo que no represento a otra persona que a mí mismo. Le digo, además, que lo que usted dice, generalizando en exceso, de los hombres no va conmigo, aunque no se lo crea.

    Repito, asimismo, que en este blog yo nunca he hablado ni a favor ni en contra del aborto. Sin embargo, concuerdo con usted en la necesidad de educar a los jóvenes (también a ellos)y a los no tan jóvenes, y en que es preferible y necesario el uso de contraceptivos y, en especial, el del preservativo, contra el cual ha hablado el señor Martínez y buena parte de la jerarquía de la Iglesia que usted dice no defender.

    Elijo, señora, las causas por las que lucho o no lucho. Pero esto es ya otro asunto.

    Por último, me resulta chocante que una persona que se declara agnóstica diga esto: "Que Dios los perdone".

    ResponderEliminar
  19. Gracias, El Pinto, por tu intervención. Visitaré tu blog.

    Froilán: estoy completamente de acuerdo con lo que has escrito.

    ResponderEliminar
  20. El Pinto: no puedo visitar tu blog, pues tu perfil no es accesible y no dejas enlace a tu página. Lástima, porque me encantan los payasos.

    ResponderEliminar
  21. El blog de El Pinto es este . Espero que el link esté bien.

    Como siempre llego con cierto retraso. Ups.
    No tengo mucho más que decir, por no decir nada, al respecto. Además, creo que conoces ya mi posición: necesitamos una buena educación sexual, [no una misera charla mal dada una vez cada 3 años] quitarnos estúpidos prejuicios de la cabeza y, sobre todo, aprender que el sexo es cosa de dos.

    ResponderEliminar
  22. Nunca es tarde si la dicha es buena, mija.

    Tampoco tengo gran cosa que añadir a tus palabras, salvo agradecerte el enlace, pues sí funciona.

    ResponderEliminar
  23. El problema de los que no creen en una religión, o lo que sea es que se comportan exactamente como los que si creen, se convierten en catequistas que adoctrinan a otros para que al igual que ellos dejen de creer, pero a diferencia de los que si son creyentes, si no lo consiguen, se llenan de furia e insultan, amenazan a los que creen.

    ResponderEliminar

Piénselo bien antes de escribir