Páginas

3 de febrero de 2011

El gobierno S.A.

Tomo el título que leen en cabecera del artículo “Los exministros de Franco en el mundo de las finanzas”, publicado en el número 10 de Cuadernos de Ruedo Ibérico, firmado por Martín García, seudónimo de un grupo de economistas. Corría el año de 1967.

En el artículo, los autores hacían un repaso del trasvase de ex-ministros de Franco a los negocios. De los datos que se proporcionan sólo quiero destacar dos. El primero, de carácter general: 34 de 51 ex-ministros del dictador ocuparon puestos en los Consejos de Administración de sociedades anónimas. El segundo es un caso concreto, especialmente llamativo: José Félix de Lequerica, Ministro de Asuntos Exteriores entre 1944 y 1945, detentaba 15 cargos en el momento de su muerte, que se produjo en 1963.

“Martín García” hablaba, también, del camino inverso: el de los hombres de empresa que pasaban a ocupar altos cargos en la Administración. Y sentenciaba: “La interconexión gobierno-gran capital es un hecho”.

Y sigue siéndolo. Ahora hay partidos políticos. Ahora hay, dicen, democracia. Pero hay cosas que no cambian. Más de un ciudadano puede haberse escandalizado ante los fichajes de Felipe González y Aznar. Si se rasca un poco, se puede comprobar que, por lo menos entre los partidos turnantes (o tunantes), parece práctica habitual el salto de la política a la empresa. Quizá los ciudadanos progresistas consideren este deporte como algo consustancial a la derecha. Ejemplos, no escasos precisamente, no faltan. Pero tampoco faltan entre las filas de los que se llaman progresistas. Esto debiera, creo, ayudar a todos a entender para quién hablaba, quizá, Zapatero cuando prometió no fallar.

Veamos, sin salir de los que fueron ministros, sin especificar el cargo ni hacer historia de otros puestos que tuvieron, sin pretensión de ser exhaustivo (no hago referencia a algunas fundaciones y patronatos), qué ocurre con algunos que estuvieron en los distintos gabinetes de Felipe González. Ocupan cargos, actualmente, salvo error u omisión:

  • Narcís Serra: en Telefónica Chile, Applus Technologies Holdings, Volja Plus, Gas Natural, entre otras empresas.
  • Miguel Boyer: en Red Eléctrica de España y Reyal Urbis.
  • Carlos Solchaga: en Solchaga Recio & Asociados, Bufete Roca & Junyent, Zeltia, Citi Bank, INSSEC, Vitro Cristalglass, Neal Technologies Madrid, Enerma Consultores.
  • Javier Sáenz de Cosculluela: en AERCO (Asociación Nacional de Empresas Constructoras de Obra Pública).
  • Joan Majó: en Techpartners y Baolab Mycrosystems.
  • Javier Moscoso: en la editorial Thompson-Aranzadi.
  • Luis Carlos Croissier: en Repsol Ypf, Adolfo Domínguez, Testa Inmuebles en Renta, Eolia Renovables, Grupo Copo de Inversiones y Eurofocus Consultores.
  • José Claudio Aranzadi: Enerma Consultores, Fundación de Estudios Financieros.
  • Julián García Vargas: en TEDAE (Asociación Española de Empresas Tecnológicass de Defensa, Aeronáutica y Espacio).
  • Juan Manuel Eguiagaray: en EADS-CASA, Arco Valoraciones, Creation, Advising and Development, y Grupo EP.
  • Julián García Valverde: en Consultrans, Imathia.
  • Antoni Asunción: en Acuigroup.
  • Javier Gómez-Navarro: en Aldeasa y MBD Consultores, entre otras empresas.
  • Luis Atienza: en Red Eléctrica de España.
  • Ángeles Amador: en Red Eléctrica de España (la REE parece la joya de la corona: ¿por qué será?).

Teniendo en cuenta que varios de ellos fueron responsables de varias carteras o repitieron, no me digan que 15 es un número irrelevante. Pidámosles, entonces, con ilusión que muerdan la mano de quien les da, o les va a dar, de comer.


10 comentarios:

  1. Estás pidiendo demasiado.La mano quedará inmaculada.

    la recompensa del poder

    ResponderEliminar
  2. Era petición irónica, Felipe. Me suena haber leído el artículo que enlazas. Gracias de todas formas.

    ResponderEliminar
  3. Repito el comentario porque el anterior estaba cuajaíto de erratas (Es lo que tiene escribir a 4 dedos sin mirar ni repasar después):

    Ciertamente, aunque quizá en la derecha se da más (no me puedo sustraer a citar a Rato y a Alierta) parece una práctica común en todos los partidos políticos. Eso se solucionaba con una buena Ley de Incompatibilidades, pero, claro, eso es política ficción.
    Además, habría que distinguir también en puestos realmente ejecutivos, como los de Rato y Alierta, y cargos-florero, como los de González y Aznar, o los que citas de la REE que simplemente son para trincar.
    Habría que recuperar la vieja costumbre, tan popular, de arrojar al pilón a los políticos impresentables.

    ResponderEliminar
  4. Claro que sí, vecino. No son tan irrelevantes todos los cargos que ocupan los ex-ministros socialistas. Por ejemplo, Atienza es presidente de REE. Llama la atención, además, que en algunos casos estén relacionados con la cartera o ministerio.

    ResponderEliminar
  5. No parece que haya una separación entre capital y gobierno, todos conchavados para llevárselo calentito. Luego la culpa de todos los males económicos del país es de los trabajadores que no producen lo suficiente para llenar el estómago de esta panda de ladrones legales.
    El pilón, que no tenga agua, no sea que amortigüe el golpe.
    Salu2

    ResponderEliminar
  6. Bien visto, y aunque vaya sonar muy mal, esto es un auténtico 69 politica-dinero!! ¡Qué porno!

    ResponderEliminar
  7. De acuerdo en lo dicho, y también en algunos de los comentarios, sobretodo el de KIr. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo7/2/11 14:36

    Es lo que hay.... mientras no entremos a degüello

    ResponderEliminar
  9. Una muy buena petición que quizás sea utópica pero yo la considero justa.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Pilón, degüello, porno y... ¡utopía! ¡Cómo está este patio! No voy a ser yo, sin embargo, quien os contradiga.

    Gracias, Markos, Kir, Juanjo (ay), Carmen, por vuestra visita. También al "anónimo" tras cuyo lenguaje creo adivinar de quién puede tratarse (caray cuán en serio te lo has tomado, maño). Bienvenido, en cualquier caso.

    ResponderEliminar

Piénselo bien antes de escribir